Comida para el alma

 

El ambiente de Río 

1604-rio-de-janeiro-locator-mapEl mercado de Río de Janeiro es un mercado separado del resto del mundo, pero separado de una manera buena. Cuando llegué, había una abundancia de gente comprando y vendiendo varias cosas. Unos venden mangos, otros venden sandias, otros venden melones, y muchas más. Sin embargo, había unas cosas específicas que yo experimenté que, en mi opinión, fueron inolvidable.

Lo primero fue las conversaciones de la gente. Había gente hablando de los precios, discutiendo sobre los partidos del futbol, cantando en varios idiomas, pero lo que les unía y eso fue el ambiente. No había una persona en todo el mercado que no estuviera sonriendo. Cada persona, cada vendedor, cada cliente sonreía por todo el día. Eso es lo primero que me hizo sentirme como invitado. Yo entendí que no soy de Brasil, pero sentí como que pertenecía allí.

Aunque eso no fue el caso para todos los que estaban en el mercado. Hay un gran contraste de razas en el mercado. Por ejemplo: había una mujer vendiendo pan de miel, y dijo que no ha vendido mucho. Ella es blanca con pelo rubio. El joven, que tiene piel más oscura, ha vendido más, y parecía que ha vendido más porque tiene piel que parece más indígena. Eso me puso nervioso, pero tenía que continuar con mi viaje con gusto.

¡Ay, qué madura y fresca se miraba la fruta! Por lo que parecía como millas, había sandía bien roja y jugosa, mangos tan amarillos como el sol, y piñas más grandes que mi cabeza. Los vendedores cortaban las frutas y se caía todo el jugo por todos lados lo que me hizo salivar bastante. Quería recoger los jugos en vasos y guardarlos para el viaje de vuelta. Compré un pedazo de sandía (en realidad fue un pedazote) para comer durante el camino, y después tuve que regresar para comprar toda la sandía porque yo no he comido una sandía tan riquísima en toda mi vida.

Lo último fue el olor. La mezcla de frutas, verduras, y aire fresco se mezclaron perfectamente. En mi opinión, olía a la playa por alguna razón. Pienso que olía así porque la playa es un lugar donde van personas que siempre se divierten y regresan con una sonrisa. Esa misma sonrisa y sentimiento es lo que tenía yo cuando salí del mercado. Yo recomiendo el mercado de Río de Janeiro a todos los que vienen. ¡No se arrepentirán!

Para encontrar unos de los mercados mejores en Rio de Janeiro, haga click aquí.

 

 

 

Oda a la naranja 

240_f_99562611_eiz4assrftz1unyomm8kachseqnu5nma

Naranja,

pequeña, pero deliciosa,

dura, pero blanda,

cubierta en piel para proteger

el centro jugoso,

hermana de la manzana

pero mejor en la mañana.

Tienes una gran familia,

las tangerinas, las clementinas,

pero nada es comparable

con tu sabor,

que es liberado

cuando se separan los pedacitos

de tu cuerpo,

sin tu piel.

Cuando el jugo entra la boca

es como néctar a los dioses

que aplaca la sed

y se calienta el alma

al mismo tiempo.

Hay una variedad de naranjas deliciosas sobre todo el mundo.

 

 

Familia, comida, y felicidad 

Casi cada día, por los últimos tres años, entraba en la casa de mi novia en la tarde. Es una casa mexicana tradicional, y cada día, después del trabajo o las clases, su mamá prepara comida para toda la familia. Cada plato que nos sirve lleva comida bien caliente. Siempre, siempre caliente, y por eso sabemos que somos bendecidos porque tenemos una casa llena de familia y comida. Muchos platos no tienen bastante olor, pero eso no es necesario con el sabor que tienen. La carne un poquito salada, pero bien jugosa. La salsa que arde por días, pero pongo mucho porque me encanta el sabor. Las tortillas, unas veces hecha a mano, con todas las carnes, todas las sopas, y mucho más. Normalmente son de maíz. De todo lo que ha pasado, siempre recuerdo tres cosas:

  1. Su mamá no come hasta que todos nosotros nos llenemos, porque quiere estar segura que se ha terminado su trabajo.
  1. El comal tiene su lugar en la estufa, y nadie puede mover el comal.
  1. Al lado del comal está el resto de la comida, y para que coma toda la familia (muchas veces llegan tíos, tías, y primos también), hay mucha…mucha comida.

 

 

 

Sirvientes de la reina 

unnamed

Elegante,

como las mariposas en el aire del verano,

rodeado por sus sirvientes

que no son dignos de estar en su presencia.

Alrededor de la mesa prominente

se sientan los peones,

la pizza, la pasta de almendra,

que sólo viven para servir a la reina.

En la mesa

está la Familia Real,

el pollo, la hamburguesa,

viven con la reina en el centro del bodegón,

llena del sabor de las especias más caras del mundo

pero se representa en formas simples y básicas

para que no engañe a su gente.

La reina está en el centro del bodegón,

la más jugosa, la más sabrosa,

la más vistosa de todas las otras.

Las comidas en presencia de la reina

se inclinan ante su sabor,

picoso, agrio,

pero en una combinación perfecta.

Ella es la reina de bodegón,

y las reinas necesitan sus sirvientes.

Para más información sobre los bodegones, visita la página del Guggenheim.

 

 

 

Cómo ha cambiado el tiempo

picture1

Se dicen que “una foto vale más que mil palabras,” pero se necesita más que mil palabras para describir estas fotos y el efecto del tiempo para las mujeres, los hombres, y los restaurantes. Esta foto, que se llama “Restaurant de Las Damas,” muestra uno de los papeles de las mujeres en los restaurantes. Las mujeres tienen ropa parecida a la ropa de una criada, y el hombre tiene la corbata y la camisa del trabajo. En esos tiempos, era normal de pensar que el lugar de la mujer está en la cocina, y el lugar del hombre está en el trabajo. Por eso, después de trabajo, las mujeres debían estar listas para servir la comida a la familia. Eso es una generalización y un estereotipo que ahora se ha roto en muchos países. Sin embargo, es una tradición que todavía está empotrado en muchas culturas aunque muchas mujeres no quieren seguir ese estilo de vida. Muchas veces, es difícil eliminar los estereotipos, especialmente cuando han existido por tanto tiempo.

 picture2

Aquí, vimos el otro lado de la cocina y “el lugar de las mujeres.” Aquí hay dos mujeres riendo y haciendo comida sobre un comal. No hay hombres para pedir por todo lo que quieren allí. Hay dos mujeres disfrutando en preparar la comida y en su propia compañía. Están afuera con todos los árboles y no hay lluvia ni nada para interrumpir el día. Toda la comida está hecha de mano y toma tiempo y trabajo para preparar. No había nada de comida rápida, como McDonald’s. Sólo había la compañía de otros, la cocina, y el orgullo de preparar la comida. Eso es cómo yo sé que la comida será buena es cuando está hecha de mano. Siempre prefiero comida de la casa que comida afuera. Comida que toma tiempo para preparar es comida más sabrosa, más significada, y normalmente está hecha con amor. En este caso, están preparando las tortillas, y las tortillas echan de mano siempre son mejores que las tortillas de una paquete.

 picture3

Me intimida esta foto por varias razones. Primero, cada uno de esos hombres parece bien enojado con el fotógrafo. Segundo, cada uno probablemente tiene más dinero en su bolsilla que tendría yo en toda mi vida. Tercero, para unirse a todos esos hombres en una banquete tan elegante y grande, posiblemente significa algo bueno, pero al mismo tiempo hay una gran posibilidad que significa algo malo. Esta foto también representa cómo se ven los hombres de negocios en ese tiempo. Todos tienen trajes con lentes, y bigotes bien grandes. La mesa es la más impresionante. Hay montañas de comida a través de la mesa. Cada hombre tiene un tipo de sopa para empezar. Hay varios vasos lujosos de vino. Este banquete representa un tiempo elegante para los ricos. No hacen banquetes así en este tiempo, pero también es un ejemplo de cómo ha cambiado el tiempo.

 

 

 

Amor, crecimiento, y sopa de tortilla 

Es difícil capturar los cinco sentidos en una manera como una película. La visión es fácil, pero los otros presentan dificultades de mostrar a la audiencia. ¿Cómo van a oler una parte de una película? Es difícil, pero no es imposible. Por eso, la película que ha logrado está hazaña muy bien se llama Tortilla Soup.

Tortilla Soup fue producida en el año 2001, dirigida por María Ripoll. Se enfoca en un hombre viudo con tres hijas. El hombre, Martin, es cocinero y sus hijas, Carmen, Leti, y Maribel son analista, maestra, y rebelde, en esa orden. Todas crecen bien rápidas, en los ojos de su papá, y se presentan muchos conflictos con la dificultad de comprender eso. Sin embargo, a través de la película, hay tres motivos que se repiten con frecuencia: el tema de amor, el tema de crecimiento, y finalmente, la comida.

El amor es diferente para todos, en experiencia y en sensación. La mamá de las mujeres, y la esposa de Martín, se murió hace quince años, y le dejó a Martin para cuidarse a las niñas. Para un papá viudo, eso es una tarea bien grande y dura. Ahora que, más o menos, son adultas (aparte de Maribel, que acaba de graduarse de la escuela secundaria), empiezan a encontrar el amor. Carmen está con su exnovio unas veces, pero luego entra un hombre de negocios que len interesa a ella. Leti se enamora con el entrenador de béisbol en la escuela que trabajan. Maribel conoce a otro hombre que tuvo intenciones de salir con su amiga, pero su amiga no lo quiere. Todos tienen que decirle a su papá que han encontrado el amor, y es difícil comprenderlo Martín porque sus tres hijas son su vida, pero sabe que el amor es parte de la vida y es necesario ser comprensivo.

Otro motivo es el crecimiento. Todas las hijas llegan a oportunidades grandes para sus vidas. Leti ha encontrado el amor y se casó. Carmen compra un condominio y le ofrecen trabajo en España. Maribel no quiere ir al colegio y va a mudarse con su novio. Todo eso es casi imposible de procesar a Martin, y causa muchos problemas entre la familia alrededor de la mesa a través de la película. Martin entiende que son adultas y van a decidir por sus propias mismas, y por eso crece a sí mismo para que crezcan a sus hijas.

Finalmente, el motivo de la comida. Martin es cocinero semi-retirado, y por más de la mitad de la película, hay comida bien caliente y elegante que está en el proceso de prepararse, o ya está lista. Aquí es donde logra capturar de todos los sentidos. El color de la comida es bien brilla y fuerte para los ojos. Toda la comida emite vapor del calor de la comida y da la oportunidad de oler cómo olería si estuviera en frente de la audiencia; lo mismo con el sabor. La escena con el vino dice todo: el único sentido que le falta es oír, y eso es porque tintinean los vasos de vino.

En resumen, la película Tortilla Soup revela los tres motivos a través de la historia: el amor, el crecimiento, y los cinco sentidos que se capturan en la comida. Martin ha trabajado bien duro, pero muestra todo su trabajo en sus hijas, y en su comida.

Muchas más han escrito otras reseñas a través de los años también.

 

 

Veinticinco años y contando 

Viví en la ciudad de Holland por casi veinte años. Es una ciudad maravillosa y vibrante, con más actividades de hacer que tiempo se tiene en la vida. Siempre se la vota como una de las cincuenta “más bonitas ciudades pequeñas en el país.” Sin embargo, lo que no sabe mucha gente es que hay un restaurante que ha existido por veinticinco años, pero sin todas las luces brillantes y la publicidad extrema. Ese restaurante se llama “Taco Fiesta.”

“Taco Fiesta” fue fundida en 1991 por dos dueñas: María “Chelo” Martínez y Juanita Reyes. Durante todo el tiempo de la existencia, el restaurante mexicano ha estado en las manos de esas familias. Los trabajadores son en su mayor parte parientes de los dueños. Yo tuve la oportunidad de entrevistar a los dos gerentes del restaurante: Lupita Cano, la gerente del servicio (la jefa de las camareras), y Eneida Alcántara, la gerente de la cocina. Lupita es la hija de Chelo, y Eneida es la esposa del sobrino de Chelo.

“¿Por qué eligieron esta ubicación?”

Eneida – “Chelo y Juanita querían servir a las personas que asistían a su iglesia en Holland. Pero, hace veinticinco años, no pensaron que crecerían a esta capacidad. La población mexicana aquí en Holland ha crecido mucho.”

“¿Qué es lo más satisfactorio de este trabajo?”

Lupita – “Lo más satisfactorio es saber que los clientes van a salir felices, y esa es una razón suficiente de sonreír cada día.”

“¿Qué es lo más difícil de este trabajo?”

Eneida – “Es un restaurante. Los tiempos ocupados siempre causan unas tensiones. Lupita, los otros, y yo trabajamos juntos para que todos salgan llenos y felices. Somos una familia, o momentos buenos son más que los malos.”

“¿Qué plato prefiere la gente?”

Eneida – “Normalmente, la mayoría de la gente pide el especial del día. Hay un plato diferente por cada de los siete días de la semana, y todos esos platos vienen con arroz y frijoles. Cuesta $6.49 el especial del almuerzo. Aparte de eso, el plato más común es el de los tacos de carne asada. Eso es normal en los restaurantes mexicanos.”

“¿Quién decoró el restaurante?”

Lupita – “Mi mamá (Chelo). La mayoría de los mexicanos en Holland son católicos como nosotros, y por eso lo decoró con fotos y pinturas de Nuestra Señora de Guadalupe, muchas cruces, y eso.”

“¿Estudiaron cocina o gastronomía antes de abrir el restaurante?”

Lupita – “No. No tenían nada de experiencia aparte de cocinar con sus familias.”

“¿Qué tipo de clientes son los más comunes?”

Lupita – “Los mexicanos. La población de los mexicanos ha crecido bastante aquí en Holland, y no hay muchas opciones de restaurantes mexicanos que ofrezcan lo que ofrecemos nosotros. Hay mucha gente que viene que no son mexicanos, pero los más comunes son los mexicanos.”

“¿Consiguen ustedes todos los productos en Holland o en Grand Rapids?”

Eneida – “Unos sí, y unos no. Chelo viaja a México casi dos o tres veces cada año y muchos tiempos regresa con ingredientes que no podemos encontrar ni comprar aquí, o los que podemos encontrar no son de buena calidad.”

Después de la entrevista, comí unos riquísimos tacos de carne asada, con todas las opciones necesarias: cebolla, cilantro, sal, limón, salsa roja, y un plato de arroz y frijoles también. Yo les recomendaría a todos que vinieran a este restaurante prontito a disfrutar de esta comida buenísima. Está ubicado en la intersección de las calles Lakewood y Waverly. ¡Vénganse y disfrútense!

Aquí hay un artículo sobre el restaurante del periódico local.

picture4

 picture5

 Nuni, el hijo de Lupita, les ayuda después del día de la escuela

picture6

Hablar con la profesional

Fue interesante hablar y escuchar a las respuestas de Javier Rondón durante la entrevista. Siempre hay un ambiente diferente entre leer los trabajos de un autor, y hablar con el autor en persona. La audiencia puede leer una parte del texto de una manera, pero al hablar con el autor, hay la posibilidad que esa parte significa algo más profundo, raro, etc.

Javier habla más claro que pensaría. Normalmente, pienso que los hispanohablantes de otro país que México o los Estados Unidos van a hablar con acento duro y que no voy a poder entenderlos. Javier fue bien profesional y le entendí perfectamente. Eso me dió confianza como hispanohablante que puedo hacer más que hablar. Puedo entender a un nivel más alto que pensé.

Los varios secretos

A través de la película Como agua para chocolate, me di cuenta que hay muchos secretos entre los personajes: la realidad que Gertrudis no es la hija de Elena, Pedro solo quiere casarse con Rosaura para acercarse Tita, y muchos más. Sin embargo, el secreto más grande (y más obvio a la audiencia) es el secreto de las emociones en la comida de Tita. Siento que eso en sí mismo es algo muy real; cuando se dicen la expresión “la comida está preparada con amor,” de verdad sabe mejor. Cuando Tita prepara la comida y expresa sus emociones, se expresan en la comida. Aquí hay una gran idea que las emociones que se expresan cuando cocina “entran” en la comida. Si yo cocino cuando estoy enojado, la comida no sabe buena a mi. Si estoy emocionado, feliz, etc., normalmente preparo la comida con más sabor, más detalle, y más esfuerzo.